Saltar al contenido Saltar al menu
Parques y jardines

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Parques y jardines / Artículos / Arroyomolinos trabaja para evitar la proliferación de la oruga procesionaria

Arroyomolinos trabaja para evitar la proliferación de la oruga procesionaria

Redacción Fecha de publicación 02/03/2019 12:20
Los procedimientos se realizan en diferentes épocas del año y se ejecutan a través de la Concejalía de Servicios Generales y de EMUGESA.
 Arroyomolinos trabaja para evitar la proliferación de la oruga procesionaria

Las zonas verdes y un rico entorno medioambiental son dos señas de identidad de Arroyomolinos. Nuestra ciudad tiene el privilegio de que parte de su territorio forme parte del Parque Regional del Rio Guadarrama. Precisamente dicho entorno natural nos aporta calidad de vida y bienestar. Nos permite contar con importantes áreas de esparcimiento para actividades deportivas, de ocio y para compartir en familia. 

En determinadas épocas del año, se pone especial atención en un insecto, la oruga procesionaria. Puede ser muy incómodo y hasta peligroso para los más pequeños y nuestras mascotas. Aproximadamente Arroyomolinos cuenta con 5.000 pinos, árbol predilecto de este insecto. El aumento de temperaturas, especialmente en inviernos atípicos y suaves como el que tenemos, facilita y anticipa la aparición de la oruga procesionaria. Para que su aparición natural esté controlada, se trabaja durante varios momentos a lo largo del año y no solo cuando estos insectos deciden bajar de los árboles.

Es la Concejalía de Servicios Generales quien centraliza los esfuerzos. Parte de los trabajaos son realizados por los profesionales de Servicios Generales junto con la empresa DENFOR. Otra parte de los trabajos, se realiza con EMUGESA. Para esta temporada 2018-2019 se realizaron trabajos fitosanitarios controlados por profesionales. La primera fase importante se realiza en torno a los meses de verano. En esta época se colocan trampas con feromonas. Se colocan más de 70 trampas en medio centenar de zonas aproximadamente.

Entre enero y febrero las actuaciones son más personalizadas. Se analizan y recorren las zonas. Con ayuda de pértigas de 6 metros y, si es necesario, de la grúa se retiran o cortan los bolsones. De igual manera, donde se puede y son necesarios, se colocan collarines o cordones de gel que impiden la bajada de la oruga por el tronco del árbol hasta el suelo.

Además, existe un servicio más concreto todavía. Si un vecino considera que cerca de su domicilio o en una zona concreta hay un número importante de orugas que han bajado del árbol se les aplica un insecticida. Un producto sin plazo de seguridad. Esto significa que después de aplicarlo se puede pasar por ese lugar sin ningún problema. La zona solo se acota cuando se aplica por parte de los profesionales para que no pase gente en ese momento.

A pesar de los tratamientos y los trabajos de vigilancia y retirada de los nidos, la oruga procesionaria puede aparecer en cualquier zona verde.  Se solicita a los vecinos de Arroyomolinos que sigan teniendo precaución por la peligrosidad de este insecto para la población en general, muy concretamente, en relación con los niños y las mascotas. Más si cabe en un año con especial incidencia de este insecto a causa de la climatología. 

Se hace un llamamiento a la colaboración ciudadana para que, en caso de observar una zona de la localidad donde proliferan estos nidos se pongan en contacto con el Ayuntamiento de Arroyomolinos a través del número de avisos 900 701 103 o por cualquiera de los cauces habituales de comunicación con el Ayuntamiento como es la App municipal, el correo electrónico comunicacion@aytoarroyomolinos.org o mensajes directos en redes sociales.

archivado en:

Acciones de Documento

Compartir