Saltar al contenido Saltar al menu
ARROYOMOLINOS HOY

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / ARROYOMOLINOS HOY / Artículos / Educarse en cultura en Arroyomolinos

Educarse en cultura en Arroyomolinos

Redacción Fecha de publicación 20/05/2019 12:00
Inglés, música, pintura o clases de apoyo. El afán por aprender y mejorar de los arroyomolinenses ha permitido que varios emprendedores en el ámbito de la educación se asienten en nuestra ciudad.
Educarse en cultura en Arroyomolinos

Nelson Mandela decía que «la educación es el arma más poderosa que podemos usar para cambiar el mundo». Algo muy presente en Arroyomolinos, teniendo en cuenta que se trata del municipio más joven de toda España, con un 31% de la población que no supera los 19 años.

Arroyomolinos HOY ha tenido la oportunidad de adentrarse en cuatro escuelas de la ciudad, para descubrir la gran labor que cada día llevan a cabo.

The Artist Factory nació hace ya 15 años con un claro objetivo: dotar a los artistas de un espacio en el que estudiar la música moderna. Pero no sólo eso y es que TAF también surgió como un lugar en el que poder desarrollar los proyectos de aquellas personas que están comenzando en el mundo de la música y que normalmente no cuentan con todas las facilidades para practicar en una sala bien insonorizada o para grabar una maqueta.

Es de esas superficies correctamente insonorizadas de las que nos habla la directora de la escuela musical, Vanesa Blanco, haciendo referencia al galardón que recibieron hace unos años: «Fue en 2006 cuando compitiendo con la Terminal 4 de Barajas y el Casino de Aranjuez por temas de innovaciones acústicas nos dieron ese premio. Tenemos locales que se alquilan por horas para gente que viene un rato con sus amigos y lo tiene como hobby u otros que intentan buscar una carrera profesional y tienen su local alquilado mensualmente. Además, contamos con un estudio de grabación totalmente profesional y a unos precios muy asequibles para grabar canciones con una buena calidad».

LA FORMACIÓN, UN PILAR BÁSICO EN TAF

Un proyecto dedicado a la música moderna, erigido sobre 3.000 metros cuadrados y que cuenta con 38 salas de ensayos, también empleadas como aulas de clase. Y es que la formación es un pilar básico para TAF. Cerca de 400 alumnos, de Arroyomolinos y alrededores, y de otros puntos de España como Ciudad Real o Burgos, reciben clase aquí.

Tres son los tipos de programas educativos que The Artist Factory imparte para estudiantes de todas las edades, con un equipo docente de 40 personas, la mayoría músicos profesionales, que giran con artistas de la talla de Manu Carrasco o Blas Cantó. «Por un lado, estaría el programa TAF de iniciación en la música. Nosotros introducimos el instrumento desde el principio. Con 4 añitos los niños son esponjas que absorben todo. Cuando aprenden a hablar, a leer y a escribir, es donde entra el lenguaje musical, que se va introduciendo poco a poco. Chicos más mayores que deciden iniciarse también estarían dentro del programa TAF pero no es el mismo método. Intentamos ser más flexibles para que estén motivados y estudien». En segundo lugar, Vanesa Blanco señala el programa oficial de música moderna: «Somos el primer conservatorio de música moderna a nivel nacional. Fue un logro impresionante, nos tomó mucho esfuerzo. En él tenemos el grado elemental, que son 4 años, luego el profesional, con 7 años y finalmente la especialidad de dos años en la que puedes escoger un instrumento, composición o el perfil de jazz». Además, también cuentan con la opción Rock School, en la que TAF es centro examinador a nivel nacional: «Se trata de un plan de exámenes, una titulación oficial por Bolonia, en la que te examinan y acreditan el nivel que tienes, dándote un diploma». Además, desde diciembre de 2018, TAF es responsable de la Escuela Municipal de Música de Arroyomolinos, impartiendo sus clases en el Auditorio.

Resulta imponente el número de reconocidos artistas que han pasado por la escuela en estos cinco lustros: «Shakira estuvo aquí preparando conciertos, el ex bajista de Metallica, Sabina, Serrat, Estopa, Pereza,… También vino Coti a dar una master class o Blas Cantó, hace un mes. Las niñas de 16 años estaban muy emocionadas cuando le vieron. TAF tiene una magia especial». Sin embargo, detrás de todo ese glamour que rodea el mundo del espectáculo, existe mucho esfuerzo y dedicación: «La gente no sabe las horas de trabajo que hay aquí, la de horas sin dormir, de ensayos, de cargar cajas o  limpiar cables».

Continuamos por las calles de Arroyomolinos para saludar a Jeimy Gil, directora de Kids & Us en el municipio. Cuatro años han pasado desde que esta academia de inglés abriera sus puertas, para ofrecer una enseñanza del idioma innovadora y diferente. Su objetivo, que sus alumnos aprendan inglés de un modo natural y espontáneo, como ocurre en Inglaterra o en Estados Unidos: «Ofrecemos clases de inglés para niños a partir de un año y hasta los 18. A esas edades como aprenden los niños es escuchando y a través del contexto. Nosotros no traducimos, nuestras clases son en inglés. Con los más pequeños lo hacemos a través de juegos porque es así como interiorizan todo. Hacemos que el inglés sea algo divertido».

Con 5 profesores y más de 200 alumnos divididos en grupos muy reducidos de entre 5 y 8 niños por clase, Jeimy destaca el constante aumento de los jóvenes que se han apuntado al centro en los últimos años. Y es que cada vez son más los padres que, conscientes de la importancia del inglés, deciden traer a sus hijos a Kids & Us. Y comenta: «Tienen algo muy claro, no quieren que sus hijos aprendan inglés del modo que ellos lo hicieron, memorizando y que luego a la hora de hablar no sepan cómo hacerlo, sin saber qué tienen que colocar antes y qué, después. Por eso, cuando vienen a dejar a los niños y ven que están hablando en inglés, se asombran».

ALTRUISMO EN ARROYOMOLINOS

El objetivo de Kids & Us al llegar al municipio no fue solo el de enseñar el inglés como se aprende en los países angloparlantes, sino también el de dar un servicio a la comunidad. Fue esa la razón por la cual buscaron la colaboración con el Ayuntamiento con la iniciativa de Storytime: «Queríamos aportar nuestro granito de arena en la ciudad. Muchos niños que no pueden venir con nosotros por diversas circunstancias, también pueden tener ese acceso al inglés de una manera diferente. Por eso hacemos estos cuentacuentos una vez al mes. Son obras para niños, una actividad totalmente gratuita y con la que estamos muy contentos». Y es que tan grande ha sido el recibimiento, que en fechas puntuales como Navidad o Halloween, las entradas se agotan rápidamente.

Unos pasos más nos llevan hasta la Escuela de Dibujo y Pintura Vergara, para conocer a un padre y una hija: Pedro y Carolina Vergara. Esta familia, de amplia trayectoria artística, comenzó su andadura por el municipio en 1990.

29 años de proyectos y una multitud de eventos avalan el recorrido profesional de esta escuela: «Durante 17 años fuimos la Escuela Municipal de Arroyomolinos. Hemos hecho muchos concursos de pintura, exposiciones anuales, pintura rápida, etc., siempre en el Polideportivo, después en el Auditorio o en el Zoco. Siempre hemos tenido tantos alumnos que necesitábamos espacios grandes. A lo mejor se exponían hasta 200 cuadros».

EL TRATO, ELEMENTO DIFERENCIADOR

Es al hablar de sus alumnos cuando Pedro Vergara hace referencia al gran equipo que han formado: «Somos tres profesores y tendremos unos 180 alumnos, de todas las edades, desde los 6 hasta los 84 años. La mayoría son de Arroyomolinos pero también vienen muchos de Madrid, Las Rozas, Humanes, incluso de Méntrida. Han visto los cuadros que han hecho sus amigos y quieren venir a aprender». Y lo consiguen, gracias al elemento diferenciador de la escuela, el trato o lo que los Vergara resaltan: «La facilidad de hacerles crecer la autoestima. Creemos que es algo muy importante porque la gente lo necesita para evolucionar, convencerles de que lo pueden hacer. Dicen que todos somos genios en potencia pero luego tenemos que desarrollarlo». Además, todo resulta más sencillo gracias a las clases tan reducidas que imparten y en las que pintan lo que quieren: «Cada uno se lleva a su casa lo que le ha apetecido pintar. La manera de trabajar las técnicas es igual, indistintamente del tema, lo mismo da dibujar un paraguas que un pokemon». En la Escuela de Dibujo y Pintura Vergara no tienen límites, lo mismo hacen un cuadro, que unas sábanas, unas cortinas o unos cojines. El abanico es enorme, al igual que sus técnicas. Acuarela, carboncillo, lápiz, óleo, acuarela, pastel… Nada se les resiste y solo tienen un proyecto: «Seguir haciendo feliz a la gente». Son una familia y así se siente, al traspasar el dintel de su taller: «Los lazos de cariño son muy grandes. Pasamos aquí muchas horas y hacemos de esto nuestro día a día».

MÁS QUE UNA ACADEMIA

Finalizamos nuestro recorrido en la puerta del Centro Educativo A3 donde nos recibe su director, Carlos Iglesias. Fue en 2012 cuando este vecino arroyomolinense decidió dar el paso e iniciar este proyecto. ¿Su lema? «¡Más que una academia!» Es al preguntarle por los servicios que en ella se ofertan cuando entendemos el porqué de esta frase: «No queríamos que fuera una academia al uso, de refuerzo de asignaturas. Considerábamos que abrir la posibilidad de dar un apoyo más especializado a niños con unas dificultades más concretas era esencial», así que además de dar clases de apoyo y refuerzo en todos los niveles, desde Primaria y hasta la Universidad en algunos casos, en el Centro Educativo A3 también cuentan con «gabinete psicopedagógico, logopedia, psicología y técnicas de estudio. Estamos focalizados en orientación educativa». Y dan ejemplos: «Hay alumnos que reciben algún tipo de intervención psicológica pero al mismo tiempo reciben refuerzo de matemáticas. Entonces entre los profesores del gabinete y los del refuerzo ordinario existe coordinación, dando al alumno un apoyo más integral».

Sobre los inicios de A3 en el municipio, Iglesias lo recuerda como si fuera ayer: «La idea era prestar un servicio que no existiera en Arroyomolinos. En 20 días lo decidimos y en dos meses y medio arrancamos el curso, a finales de octubre. La acogida no estuvo nada mal. Primero se llenaron las clases de apoyo y después el gabinete». A día de hoy, se muestran satisfechos. Cada día, más de 60 alumnos del municipio y alrededores reciben el refuerzo y la atención de 9 profesores. Y los padres están contentos: «Siempre les digo a los padres que si hay algún problema que me lo digan, que no esperen si algo no encaja con un profesor. La relación con los padres es estrecha».

¿Más información?

TAF: www.taf.es

Kids & Us: www.arroyomolinos.kidsandus.es

Vergara: (Facebook) Escuela de Dibujo y Pintura Vergara

Centro A3: www.centroeducativoa3.es

Acciones de Documento

Compartir